Noticias y Eventos

Mi primer Camión Volkswagen

Fanático de Boca Juniors, Ariel Aníbal Herrera escuchaba la radio y proyectaba su futuro como periodista deportivo. Pero a los 17, se subió a un camión y, finalmente, siguió con el legado familiar. Hoy con 41, y después de mucha dedicación, está más que orgulloso de ser propietario de un camión 0km, un Volkswagen Constellation 17.280. Casi un cuarto de siglo, tuvo que esperar para dar este paso gigantesco quebrando – principalmente- prejuicios y temores que suele generar semejante emprendimiento. “Siempre anduve con camioncitos viejos y no me animaba a dar este paso. Nunca sabes si vas a poder pagar las cuotas o si por meterte en esto, podes perder todo y quedarte sin nada. Me insistieron a que me compre un 0 Km, aduciendo que la cuota se iba a pagar sola
y además -por 4 o 5 años- me olvidaría de los problemas que pudiera presentar el mantenimiento del camión. Así que vendí todo, junté para entregar el anticipo y compré el
VW 17.280”, asegura Herrera, que identifica sus servicios bajo el título TransAriel. “De a poquito fuimos pagando camiones usados, escalando en modelos. Pero recién ahora pude llegar al
0km”, confiesa pensando en su padre quien todavía hoy sigue transitando los caminos nacionales como la misma pasión de siempre a pesar de no haber disfrutado
nunca, la conducción de un 0km. “Elegí el Volkswagen Constellation 17.280 porque tuve modelos de otras marcas, y cuando lo vi, este camión me sorprendió. Un amigo que posee un VW Constellation 19.320 me trajo a Pesados Central para que vea y después decidiera qué hacer. Si bien ya conocía los VW, ver el nuevo me convenció. Lo mismo que la atención comercial, pues no me sentí un número. A tal punto que terminé la operación en ese mismo instante, sin ir a ver nada más”, recuerda, detalladamente, ese momento inolvidable. 

Del Constellation 17.280, el camión más vendido de Volkswagen Argentina en 2017, Herrera destaca su nivel de confort, no sólo interior (desde la butaca, la posición de manejo, el radio de giro, el control general y una gran insonorización), también en su andar ”. Otro aspecto clave del camión VW es su motor MAN D08 que bajo el sistema EGR (recirculación de gases) no requiere de urea para cumplir con las normativas Euro V. “Fue un impulso más para que lo eligiera”, afirma Herrera que transporta materiales áridos como marmolina y, eventualmente, cemento. “Mis viajes son a Córdoba y Alta Gracia. Siempre con el mismo recorrido. Transporto marmolina a granel, en una tolva. Gracias a las 15 toneladas de tara del camión, con los tanques de combustibles llenos, puedo transportar hasta 30.500 kilos de material”, recalca el propietario del VW 17.280 quien lleva siempre un barbijo ante las volátiles partículas del árido que en muchas ocasiones invaden el interior de la cabina.
“Por prestaciones, el 17.280 es perfecto para mí. El camino a Córdoba es llano. La velocidad máxima que podemos circular en de 80 km/h y la verdad, no me canso. Se va tan bien que después de salir a las 8 AM desde Alta Gracia, llego a Buenos Aires a las 7 PM, como nuevo, físicamente”. “Hago entro dos y tres viajes semanales. Generalmente, unos doce mil kilómetros
mensuales.”.